Existe una clara relación entre trastorno afectivo y rendimiento académico, lo más eficaz es trabajar en la prevención, ayudando a las familias y facilitando un enfoque que favorezca un desarrollo emocional equilibrado.

En el colegio, nuestros hijos son los protagonistas de un proceso de formación académico, sin embargo, generalmente, no  han adquirido las competencias emocionales necesarias, no sólo para  aumentar su nivel de bienestar personal, sino también, para convertirse en personas responsables, y competentes emocionalmente.

Los padres trabajamos duro, e intentamos generar disciplina sin utilizar el castigo físico o psicológico, en definitiva tratamos de optar por una educación positiva, que es el camino más saludable para lograr nuestro fin.

Quiero que mi hijo sea competente - Agora Psicólogos de Valladolid

A pesar de todo, aparecen muy a menudo conductas muy disruptivas e incluso comportamientos desafiantes; debemos trabajar en la prevención de la aparición de este tipo de comportamientos, mediante el desarrollo personal y social, proporcionando herramientas de autorregulación y sobre todo, generando competencias de autonomía e iniciativa personal.

  1. Observa su conducta.
  2. Trata de saber cómo se siente, cómo piensa.
  3. Ofrece seguridad y protección.
  4. Dialoga para resolver los desacuerdos.

 Conseguir un nivel razonable de competencia social es imprescindible para el bienestar de la persona y favorece su propio desarrollo personal.

Si necesitas más información o simplemente nos quieres preguntar algo, nos puedes llamar al 983 392 386 o escribe a info@agorapsicologos.es y te responderemos tus dudas.

Comparte este contenido en tus redes sociales...
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email
Print this page
Print